Shiatsu

          Shiatsu es una terapia tradicional Japonesa que se basa en la aplicación de presión localizada mediante la acción de los dedos y palmas de la mano del terapeuta sobre el paciente , Shi significa dedo y Atsu  presión. Hay dos escuelas principales de Shiatsu: una basada en la teoría anatómica y fisiológica occidental y otra basada en la Medicina Tradicional China (MTC). La medicina china llegó a Japón hace más de mil años, aproximadamente en el siglo VI y a partir de ese momento ocupó un lugar esencial en la cultura Japonesa.


Existen varios textos chinos antiguos, entre ellos el I-Ching o “Libro de las Mutaciones” donde están reflejadas la teoría del Yin-Yang y de los Cinco Elementos, y el Nei-King, que se divide en dos partes: el Su-Wen, que trata sobre fisiología, patología etiología, higiene, etc., y el Ling-Chou, que estudia el principio de los meridianos y de las fisioterapias. Estos textos fueron los cimientos de la práctica terapéutica oriental que se centraron en cuatro campos: la acupuntura, la moxibustión, la fitoterapia y la masoterapia. Tokujiro Namakoshi fundó el Colegio Japonés de Shiatsu en 1940 y sistematizó una forma de terapia Shiatsu sobre la base de la anatomía y la fisiología occidental. El shiatsu está regulado como una terapia médica en Japón por el Ministerio de Salud y Bienestar Social, y en otros lugares por diversos órganos de control instituidos por los profesionales que practican el shiatsu. El shiatsu se encuentra en evolución y sus diversos estilos incorporan (en diferentes grados) aspectos del masaje tradicional japonés, la medicina tradicional China, y la anatomía y fisiología occidental.

 

Principales efectos terapéuticos del Shiatsu:

 

- Elimina el estrés tanto físico como emocional.
- Mejora el funcionamiento general del organismo.
- Equilibra el sistema nervioso.
- Mejora y elimina los problemas de columna vertebral.
- Alivia las dolencias de articulaciones.
- Aumenta la vitalidad.
- Equilibra la capacidad respiratoria.

- Produce una profunda relajación

Principales indicaciones de Shiatsu:

  1. Dolor de espalda
  2. Migraña
  3. Lesiones cervicales y rigidez del cuello
  4. Movilidad reducida
  5. Dolor de rodilla
  6. Lesiones deportivas
  7. Dolor menstrual
  8. Problemas digestivos
  9. Síntomas de asma
  10. Depresión clínica
  11. Insomnio
  12. Estrés

 

 

 

 

“Recibir shiatsu con regularidad impide la acumulación del estrés y de  toxinas en el cuerpo que pueden  provocar la aparición de disfunciones orgánicas.”